El trabajo en equipo es una excelente estrategia para potenciar el rendimiento de cualquier empresa y para dar un empuje a la productividad de sus trabajadores. Crear con compromiso una modalidad de trabajo basada en el »nosotros», rehuyendo el »yo» y las tareas unidireccionales, permite alcanzar metas comunes y aumentar la eficacia del tiempo dedicado a la consecución de las mismas.

En este artículo queremos hablarle acerca de los numerosos beneficios del trabajo en equipo y le proveeremos las mejores estrategias para aplicarlo satisfactoriamente a su equipo de trabajo.

¿En qué consiste el trabajo en equipo?

 

Es lógico suponer que si un trabajador emplea dos horas en una tarea, dos trabajadores realizaran en el mismo tiempo, dos tareas. Aunque este enfoque es simplista y demasiado reduccionista, es evidente que ilustra una de las máximas del trabajo en equipo: el aumento de rendimiento de los trabajadores y la disminución del tiempo empleado en la tarea.

Pero… ¿sabe realmente en qué consiste el trabajo en equipo?

Esta modalidad de trabajo es una estrategia que valora especialmente la asertividad, la empatía y la solidaridad entre compañeros. Trabajar en equipo supone que todos los empleados son responsables de unas mismas metas y que nadie prevalece sobre nadie.

Este proceso de colaboración entre trabajadores se ve enriquecido por la cooperación entre individuos y su generosidad por compartir sus habilidades individuales. Trabajar en equipo permite alcanzar un objetivo definido en un tiempo récord, dando respuesta a todos los impedimentos que aparecen en el camino. Pues las particularidades de cada trabajador (pensamiento creativo, pensamiento estratégico, dotes de diseño, de comunicación, de venta…) confluyen con las de los demás y permiten producir un resultado mucho más rico y global.

El trabajo en equipo, requiere pues, de una inclinación personal hacia la empresa y los objetivos de la misma, y una tendencia amigable y respetuosa para con los compañeros que se base en la solidaridad y en la cooperación.

 

La importancia del trabajo en equipo

 

El modelo de trabajo en equipo es un engranaje muy relevante en casi cualquier entorno laboral. No es de extrañar que en la mayoría de entrevistas de trabajo se pregunte, al entrevistado acerca de esta cuestión.
Contratar trabajados predispuestos a trabajar en equipo supone, que el día de mañana, reducirán tiempo y energía en querer destacar individualmente y crear conflicto entre compañeros. Por el contrario, se deberán a la empresa que les dio lugar y apoyaran con empoderamiento al resto del equipo con el fin de perseguir logros codiciados.

Por otra parte, este espíritu de pertenencia en un grupo unificado y carente de rivalidades supone aumenta vertiginosamente el espíritu competitivo saludable. Este se diferencia de la rivalidad tóxica entre compañeros y supone el deseo frenético de superación grupal.

Pues el hecho de lograr metas inconcebibles individualmente alimenta el deseo de lograr nuevas y aparentemente inasequibles. Y esto solo significa una cosa: los trabajadores no aceptan otra cosa que no sea la victoria.

 

Líderes grupales

A pesar de que enfaticemos en la idea de crear una comunidad de iguales, es cierto que, en ciertos aspectos existen personas cuyas capacidades o habilidades son más notorias. Lo cierto es que esto es una excelente noticia.
En un grupo de trabajo en equipo saludable se establecen bajo el consenso grupal, y si el reto lo requiere, cierto orden jerárquico. Este orden no emplea la prevalecía de ninguno de los miembros, sino, que, simplemente, supone el reconocimiento de un individuo en cierto campo de especialización. Este individuo guiará a los demás en el proceso de un trabajo particular, simple y llanamente porque es más experto en la materia. Los demás, se podrán comunicar con él con total libertad y deberán engrandecer los conocimientos del mismo ofreciendo sus opiniones (condicionadas por los talentos y fortalezas individuales).

Así, el enfoque en la organización de los grupos de trabajo es puramente pragmático. Todas las acciones y decisiones que toma el grupo, se enfocan, simplemente, en el éxito. De este modo, para cada tarea o logro particular que lo requiera, su líder será distinto del de la vez anterior.

 

El trabajo en equipo durante los tiempos de crisis

Del mismo modo que destacamos la importancia del trabajo en equipo en un ambiente positivo de trabajo, es todavía más preciso hacerlo en el marco de una crisis.

El consenso y las relaciones de igual a igual presentes en un equipo de trabajo garantizan la búsqueda efectiva de soluciones incluso cuando el reto a conquistar es el salvamiento de la empresa.
Lo cierto es que todo individuo rinde más provechosamente en un ambiente en el que se siente cómodo.
Haber entrenado por largo tiempo el pensamiento colectivo y el sentimiento de permanencia en grupo supone una excelente herramienta para enfrentar tiempos difíciles.

Además, el peso del problema se reparte entre distintas manos, p lo que la presión se aligera. Así, todos los miembros son capaces de enfocar una parte del problema y tratar de brindarle solución.

 

Claves para que el trabajo en equipo funcione

 

A pesar de que la modalidad del trabajo en equipo se basa en la premisa de generosidad y cooperación, lo cierto es que para lograr un ritmo de trabajo efectivo, deben considerarse otras varias premisas.
Son las siguientes:

  • Todo trabajador debe sentirse parte de la empresa y renunciar al deseo de querer despuntar individualmente.
  • Cada individuo debe enriquecer el ambiente de trabajo y crear un clima confiable y de cooperación.
  • Los trabajadores deben comprometerse con los objetivos marcados.
  • En la medida de lo posible, se debe evitar crear mal clima entre compañeros.
  • El trabajo debe planificarse con antelación y las funciones (aunque estén a un mismo nivel) se deben delimitar. Solo así se puede garantizar que todos los componentes del grupo trabajarán por igual.
  • Debe existir un clima de motivación grupal.
  • Es imprescindible que los trabajadores cooperen para crear un clima de confianza.
  • Todo trabajador debe comprometerse a involucrarse en la tarea el mismo tiempo que los demás.
  • Los objetivos a conquistar deben ser concisos y delimitados, y se deben establecer con anticipación.

 

trabajo en equipo

Consejos para fomentar el trabajo en equipo

Teniendo las premisas previas claras, cuya responsabilidad pertenece mayoritariamente al trabajador, es imperativo establecer un conjunto de sugerencias que, las empresas, gerentes o líderes deberán aplicar para que el trabajo en equipo sea efectivo.

  • Fomentar la confianza entre trabajadores y promover que todos ellos conozcan los puntos fuertes de los otros.
  • Crear sentimiento de pertenencia mediante actividades que fomenten el compañerismo.
  • Compartir los valores y filosofía de la empresa con los trabajadores.
  • Garantizar un entendimiento entre los trabajadores mediante la rotación de roles o las charlas grupales.
  • Motivar a los trabajadores y reforzarlos cuando logran objetivos codiciados.
  • Involucrar a los componentes del grupo en la toma de decisiones y en la generación de nuevas ideas.
  • Establecer pequeñas metas y objetivos comunes.
  • Impulsar la comunicación entre compañeros y directivos en sesiones semanales o comidas informales.
  • Usar la diversidad de los que componen el grupo para aprovechar los talentos personales de cada individuo.
  • Considerar el compromiso mutuo y la generosidad atributos requeridos para formar parte del equipo.

 

¿Cómo garantizar un trabajo en equipo eficaz?

El trabajo de equipo efectivo y eficaz supone, evidentemente, una confluencia de esfuerzos por parte de los trabajadores y del líder o empresa que los guía en su trabajo. Debe existir un canal de comunicación abierto y disponible. En el que ambas partes, si existan, mantengan unos requisitos mínimos de exigencia.

Dentro de los equipos en los que el compañerismo es excesivo se tiende a sobrestimar las relaciones personales y a subestimar los objetivos empresariales. En grupos en los que la idea de conquista de una meta es excesivamente firme se puede llegar a dejar en un segundo plano a los compañeros. Y a perseguir los objetivos de manera individualizada y con estrategias heterogéneas.

Garantizar que el trabajo en equipo se desempeña con profesionalidad y rigor depende, en gran medida, de las comprovaciones periódicas que se hagan para valorar su efectividad.

Por eso, existen un conjunto de preceptos que permiten valorar con objetividad si el trabajo en equipo se está desarrollando satisfactoriamente. A continuación, le ofrecemos un listado de los más relevantes e ilustrativos.

  • Los trabajadores deciden mediante el consenso y toman decisiones grupales.
  • Con generosidad, los trabajadores fomentan la creatividad e intercambian ideas innovadoras.
  • Existe un diálogo sostenido entre las partes y se respetan los turnos de palabra.
  • Sus reuniones son productivas y existe organización en los aspectos a tratar.
  • Todos los participantes, en la medida que la situación lo permite, trabajan con la misma intensidad y compromiso.
  • Los trabajadores evitan centrarse en metas propias y no culpan al resto de los errores cometidos.
  • Existe una responsabilidad grupal ante situaciones adversas.
  • Se practica la escucha activa y se respetan las opiniones de todos los componentes.
  • Existe un clima de confianza y productividad.
  • No hay competencia dañina entre los componentes.
  • Los trabajadores logran pequeñas metas y se congratulan por ello.
  • El camino para lograr un objetivo definido está establecido con anterioridad y todos los individuos son conocedores del mismo.

 

El trabajo en equipo en las empresas

 

Aunque los beneficios del trabajo en equipo seducen a muchos, es frecuente que trabajadores y líderes se pregunten si esta modalidad de trabajo es aplicable a su empresa o sector laboral. Ciertamente no existe un único tipo o sector de trabajo en el que se pueda aplicar el trabajo en equipo. Ni ninguna directriz con la que se pueda descartar una empresa.
Evidentemente, solo existe un requisito: ¡que la empresa o el equipo de trabajo lo constituyan dos personas como mínimo!

Salvo esta simple condición, lo cierto es que no importa ni el tamaño de una empresa. Ni su enfoque, ni el sector al que pertenece, cuando se trata de aplicar la modalidad del trabajo en equipo.
Las estrategias y el trabajo deberán adaptarse y moldearse acorde a los objetivos de la empresa o compañía. Tendemos a imaginar grandiosas empresas, multinacionales o poderosas agencias de publicidad cuando usamos el término »empresa» pero, realmente, un pequeño colegio o un comercio de fruta ecológica, también se acogen a esta denominación.

En cualquier puesto de trabajo es ideal que el empleado se sienta comprometido con sus funciones y que rinda efectivamente. Esto solo contribuye a la prosperidad de la empresa, sino que enriquece la autopercepción del trabajador y fomenta la autosuperación.

 

Trabajo en equipo en cualquier lugar… ¡pero con unas premisas básicas!

En relación con lo que hasta ahora hemos expuesto, es evidente que lo que toda empresa debe tratar de evitar es tener empleados a trabajadores conformistas y desganados.
No se puede pretender implementar el trabajo en equipo en grupos cuyos componentes no han sido reconocidos anteriormente o cuyas funciones no son remuneradas satisfactoriamente.

La implementación del trabajo en equipo debe ser precedida por una situación laboral favorable. Tanto para el empleador como el trabajador. Solo en un ambiente de trabajo agradable y eficaz se puede implementar el trabajo en equipo y no fracasar estrepitosamente.
Por el contrario, si se pretende relacionar trabajadores que realizan sus funciones con desgana y con sus propios métodos, lo más probable que puede ocurrir es que se establezca un clima de tensión y rivalidad entre compañeros.

Fomentar la filosofía de colaboración y construir el deseo de compartir es una tarea obligada para la empresa. Antes siquiera de plantear la posibilidad de establecer el trabajo en equipo.

Solo cuando los líderes o gerentes sean capaces de valorar a sus trabajadores y gestionar las funciones de estos acorde a sus valías personales podrá promover un clima de trabajo grupal. Es preciso que todas las partes se sientan enriquecidas en el proceso. Y que existan refuerzos positivos que garanticen que el trabajo en equipo será exitoso.

 

Beneficios del trabajo en equipo

A lo largo de este artículo hemos hecho mención de las numerosas ventajas (para trabajador y empresa) que ofrece el trabajo en equipo. Sin embargo, existen muchas otras que no queremos dejar en el tintero. Veámoslas.

  • Fomenta el aprendizaje y el deseo sano de superación.
  • Ofrece distintas perspectivas y permite que los individuos tengan una mirada más crítica y precisa.
  • Enriquece a los trabajadores y fomenta su espíritu cooperativo.
  • Permite la confluencia de fortalezas distintas.
  • Ofrece a los trabajadores otros métodos y enfoques diferentes a los suyos personales.
  • Establece un clima de confianza que supone la creación de relaciones sólidas y sinceras.
  • Permite que los trabajadores disfruten mucho más sus jornadas laborales y se sientan en buena compañía.
  • La confianza establecida garantiza el apoyo mutuo en situaciones difíciles.
  • Se establece un canal de comunicación limpio y abierto.
  • Permite el intercambio de conocimiento y habilidades.
  • Fomenta una resolución de conflictos eficaz.
  • Provee estrategias de negociación y consenso.
  • Alimenta la autoestima y autopercepción de todos los participantes, pues todos son parte esencial del engranaje.
  • Fomenta la creatividad y la realización de actividades innovadoras.
  • Reduce el estrés y las relaciones laborales dañinas.
  • Promueve la libertad de pensamiento y fomenta la toma de decisiones arriesgadas pero eficaces.
  • Permite que los logros alcanzados sean celebrados con sinceridad.
  • Equipara y reduce la carga de trabajo.
  • Ameniza las horas de trabajo.
  • Permite que cada trabajador juegue y explote sus puntos fuertes.
  • Aligera el tiempo de trabajo y permite obtener resultados con mayor rapidez.

 

Desventajas del trabajo en equipo

En Currículum Profesional siempre tratamos de producir contenido imparcial y, trabajo en equipo posee infinitud de ventajas, creemos que es justo y preciso exponer las posibles desventajas que pueden derivar de esta modalidad de trabajo.
Sin embargo es preciso considerar que, ante la posibilidad de comunicarse abiertamente y de compartir cargas y responsabilidades, todas estas desventajas pueden ser superadas con éxito. La reflexión personal y la creación de equipos de trabajo equilibrados y funcionales también son herramientas que favorecerán a erradicar posibles conflictos.

  • El pensamiento grupal puede suponer la anulación o invalidación (momentánea) de sugerencias individuales que le parecían acertadas su creador.
  • Tendencia al aislamiento o dificultades para expresar los deseos personales con asertividad.
  • Dificultades para adaptarse al método de trabajo de los compañeros.
  • Problemas para empatizar con los otros miembros del equipo.
  • Tendencia al pensamiento unidireccional y centrado en el »yo».
  • Miedo a ser juzgado por las opiniones personales.
  • Tendencia a la idealización de las opiniones externas o internas.
  • Conflicto entre compañeros.
  • Contribución en las tareas desigual.

 

Si desea obtener un currículum para cambiar de trabajo o profesión, hacía una multinacional,el servicio de redacciones de currículum de Curriculum Profesional le ayudará a conseguirlo. Poseemos años de experiencia en redacciones de currículum vitae y LinkedIn.

¡Contáctenos para obtener más información y de el primer paso hacia su nuevo empleo!

El equipo de Currículum Profesional desea que la información provista en este artículo haya sido de utilidad para usted. Por eso, le proponemos que deje un comentario en la sección inferior y que comparta sus opiniones.

Deseamos conocer el pensamiento de nuestros lectores. Y estamos abiertos a todo tipo de sugerencias.

Abrir chat
Powered by