Los grupos profesionales son agrupaciones de trabajadores que se organizan según el puesto de trabajo desempeñado en lugar de hacerlo en relación con la titulación del empleado. Estos grupos, que a su vez incluyen distintos subgrupos según grado de responsabilidad y funciones del trabajador, permiten corregir la discriminación entre trabajadores y establecer, entre otros parámetros, un salario medio por grupo.

En este artículo queremos hablarle acera de los grupos profesionales y ofrecerle información de especial relevancia para que conozca las particularidades de su propio grupo.

 

Los grupos profesionales. ¿Qué son?

 

Hasta 2012, en España, se clasificaba a los trabajadores según las categorías profesionales. Esta organización obedecía a la capacitación, a la formación y a la titulación de los trabajadores. A partir de la fecha señalada, se adoptó un nuevo modo de clasificación profesional que pretendía organizar a los trabajadores según el puesto que desarrollan, en lugar de hacerlo según su formación o preparación académica.
Esta reforma, dota de gran flexibilidad el panorama laboral. Así, un graduado medio (FP) en Administración que ha ido escalando puestos, puede con el tiempo, entrar a formar parte de un grupo profesional de mayor responsabilidad que el de auxiliar administrativo (que es el que le correspondería por formación). En una situación inversa, un licenciado en física y matemáticas que trabaje, momentáneamente, como ayudante de cocina, no será reconocido por su formación.

Este concepto organizativo, mucho más amplio que el precedente, facilita que las retribuciones se realicen acorde al grado de responsabilidad y dificultad del puesto desempeñado. En este caso, a un trabajador se le asigna un grupo de cotización vinculado a una categoría profesional, a la que, según su formación, aparentemente no debería pertenecer. Pero que, acorde a las funciones que realiza (y que son propias de esa categoría), es la que marcará su salario.

Así, con el establecimiento de los grupos profesionales, se facilita la movilidad, la adaptación y la reubicación de trabajadores en una empresa, según las necesidades de la misma. Cierto es que esta flexibilidad de la que hablamos favorece mayormente a la empresa.

 

¿Porqué es importante saber cuál es su grupo profesional?

 

Cuando una empresa formaliza un contrato, se asigna, al trabajador a un grupo profesional. Esta asignación, que debería nacer del pacto entre ambos, se fundamenta en las tareas encomendadas al trabajador. Y en la responsabilidad que deberá asumir durante su vida laboral en la empresa.
Es importante que usted conozca qué grupo profesional se le ha asignado, porque solo así conocerá si el salario que recibe es justo.
Se establece por convenio que cada grupo profesional obtiene un salario medio acorde a distintos factores.
En muchos casos las empresas formalizan contratos en los que aparece un grupo profesional de baja responsabilidad (y en consecuencia, de bajo salario), para exigir, posteriormente al trabajador, que realice otras tareas adicionales. En estas situaciones el trabajador cobrará acorde a su grupo profesional. Pero su salario no se corresponderá a las tareas que está desempeñando (que por su dificultad, pertenecen a otro grupo profesional).

Es por eso que, antes de firmar cualquier contrato, es preferible que el candidato se informe detenidamente acerca de las responsabilidades que deberá asumir. Y que establezca ciertos acuerdos con la empresa contratante.

 

¿Cómo se establecen los salarios de los grupos profesionales?

 

Cada grupo profesional contiene distintos subgrupos que se organizan según la dificultad y responsabilidad de tareas.
Por ley se establece que a cada grupo (y a sus subgrupos) le pertenece un salario medio que oscila entre dos puntos: el salario mínimo y el salario máximo.
Esta clasificación permite que el trabajador pueda negociar con datos objetivos. Y que, ante cualquier irregularidad de la empresa o del empleador, pueda defender, objetivamente sus derechos.

Es posible que, ante la supresión de las categorías profesionales, se cuestione hasta qué punto es relevante la titulación del empleado. Si bien es cierto que el establecimiento de grupos profesionales deja, en segundo plano, la formación del trabajador, existen distintos matices que otorgan cierto peso a las titulaciones.

 

 

 

¿Afecta la titulación al salario?

 

A pesar de que se organice a los trabajadores en grupos profesionales, muchos de ellos precisan, como requisito inquebrantable, que el trabajador posea una titulación mínima. Como ejemplo propondremos una situación hipotética. Tomemos como ejemplo a un médico especializado en Cirugía que ejerce de médico de familia. En este caso, para llegar a desempeñar esta actividad, ha sido imprescindible que el empleado estuviera licenciado en Medicina. Sin embargo, su salario se corresponderá al salario medio de un médico de familia (que es inferior al de un cirujano), por el simple hecho de que está ejerciendo como tal.

En otros casos, la titulación es un factor clave para asignar un salario definido al trabajador. Volvamos al caso del graduado medio (FP) en Administración. Si para un mismo puesto de auxiliar de administrativo, una empresa posee dos trabajadores con distinta titulación, es probable que, el de titulación de mayor grado, posea un salario ligeramente superior (que siempre se mantendrá dentro de los márgenes de su grupo profesional). Porque, ante la formación y capacidades del más preparado, la empresa podrá requerir el desempeño de funciones más complejas. Es por eso que existen unos importes de salario mínimos y máximos. Porque no todas las situaciones ni empleados reúnen las mismas características.

Así, la titulación de un empleado, podrá modificar su retribución siempre y cuando esta mantenga una estrecha relación con las funciones desempeñadas. Y cuando la empresa contratante la haya reconocido.

 

Asignación de trabajadores en los grupos profesionales

 

Tal como hemos explicado, los trabajadores se asignan a un grupo profesional cuando, de mutuo acuerdo con el contratante, se establecen unas tareas y responsabilidades que deberá desarrollar.
Esta asignación por tareas implica la ausencia de discriminación (al menos, aparente) entre hombres y mujeres. Así, a todo trabajador se le debe asignar un grupo profesional (con su correspondiente salario) según las funciones que realice, sin importar aspectos como la raza o el género.

En ciertos casos, la asignación de trabajadores a grupos profesionales puede conllevar ciertas dificultades. Si una empresa contrata a un trabajador y exige al mismo el desempeño de distintas funciones dispersas, es probable que no exista un grupo profesional particular que las englobe. También es común que, con la revolución del panorama digital y de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) hayan nacido puestos de trabajo que no fueron contemplados ni concebidos en el 2012.
Ante esta situación es imprescindible que exista un diálogo abierto entre empresa y trabajador en el que se establezca, de mutuo consenso, la asignación a un grupo profesional concreto (que se asemeje a la función laboral del trabajador). En dicho caso, su titulación puede reforzar la asignación a un grupo y salario particular.

 

Los grupos de cotización

 

Como hemos comentado, a cada grupo profesional le pertenece un rango de salarios propio.
Esta organización se establece mediante los grupos de cotización. La Seguridad Social los describe como »las categorías o grupos profesionales que le corresponden al trabajador de acuerdo con la actividad o puesto de trabajo que desempeña».
Así, los grupos profesionales se organizan, en la actualidad, en un rango de 11 grupos de cotización distintos que se clasifican en orden descendente. De este modo, el último grupo de cotización (trabajadores menores de 18 años) es al que se le asigna un salario mínimo más reducido. En el caso contrario, el primer grupo de cotización (ingenieros, licenciados y personal de alta dirección), poseerán el salario mínimo más alto establecido por convenio.

A continuación, le ofrecemos una tabla informativa con los 11 grupos de cotización. Y especificamos el rango de salarios establecido por convenio colectivo.

 

Bases de cotización y contingencias comunes

 

Grupo de Cotización

Categorías Profesionales

Bases mínimas
euros/mes

Bases máximas
euros /mes

1

Ingenieros y Licenciados.Personal de alta dirección no incluido en el artículo 1.3.c) del Estatuto de los Trabajadores

1.199,10

3.803,70

2

Ingenieros Técnicos, Peritos y Ayudantes Titulados

994,20

3.803,70

3

Jefes Administrativos y de Taller

864,90

3.803,70

4

Ayudantes no Titulados

858,60

3.803,70

5

Oficiales Administrativos

858,60

3.803,70

6

Subalternos

858,60

3.803,70

7

Auxiliares Administrativos

858,60

3.803,70

Bases mínimas
euros/día

Bases máximas
euros /día

8

Oficiales de primera y segunda

28,62

126,79

9

Oficiales de tercera y Especialistas

28,62

126,79

10

Peones

28,62

126,79

11

Trabajadores menores de dieciocho años, cualquiera que sea su categoría profesional

28,62

126,79

 

Fuente: Seguridad Social de España

Si quiere obtener un currículum elaborado por profesionales con entrevistas garantizadas, el servicio de redacciones de currículum de Curriculum Profesional le ayudará a conseguirlo. Poseemos años de experiencia en redacciones de currículum vitae y LinkedIn.

¡Contáctenos para obtener más información y de el primer paso hacia su nuevo empleo!

Puede consultar con mayor detenimiento y detallismo, esta y otras cuestiones relacionadas con los grupos de trabajo y los grupos de cotización en la web de la Seguridad Social.

Deseamos que este artículo haya sido de utilidad para usted. Le sugerimos que consulte nuestro blog en el que hallará muchos artículos acerca de la búsqueda de empleo y la elaboración de currículos.

Puede dejar sus comentarios y/o sugerencias en la sección inferior de comentarios. El equipo de Currículum Profesional le responderá con rapidez.
¡Gracias por leernos!

Abrir chat
Powered by