Es evidente que configurar un buen currículum es un paso esencial para construir una candidatura sólida. Sin embargo, la apariencia sintética y concisa de este documento puede terminar siendo un inconveniente para los casos en que la información contenida en el currículum es insuficiente para el seleccionador. En algunos procesos de selección es imprescindible que el candidato se dé a conocer profesional y personalmente, por lo que termina siendo imprescindible la configuración de una carta de presentación. En este artículo trataremos los beneficios de la carta de presentación y le proveeremos unas directrices para redactarla exitosamente. ¡Continúe leyendo!

 

Cuando un buen currículo no es suficiente

 

En Currículum Profesional curriculumprofesional.com/enfatizamos, constantemente, la importancia de elaborar un buen currículo con las secciones estrella de un currículum ganador. Pues consideramos que solo mediante un currículo profesional es posible seducir a los reclutadores. No obstante, existen casos en los que la candidatura personal puede ser limitada si el candidato solo presenta su currículo. En los casos en que preveamos que eso puede ocurrir, es casi imperativo que el candidato elabore un documento que respalde al currículum y lo engrandezca. El mejor documento para cumplir con ese objetivo es la carta de presentación.Esta, puede resultar de utilidad en los siguientes casos.

  • En candidaturas en línea en las que un gran nombre de candidatos han presentado su currículum. Una de las mejores estrategias para destacar entre la competencia es proveer información personal de interés al reclutador que se escape de las categorías prototípicas del currículo estándar.
  • Cuando en la oferta laboral en cuestión, se inste al candidato a incluir una carta de presentación adjunta.
  • En procesos de selección en los que la empresa contratante otorga especial importancia a la filosofía y valores de la compañía.
  • Cuando el candidato realiza una candidatura espontánea.

 

 

Escribir una carta de presentación. Los motivos

 

En ciertas ocasiones es común que un candidato rehúya la idea de redactar una carta de presentación porque desconoce cuáles son sus beneficios o no conoce las situaciones en que es apropiado escribirla. Sin embargo, permítanos decirle que la carta de presentación es un documento excelente a la hora de ampliar la información relevante provista en el currículum, y que si bien es cierto que existen situaciones en que su redacción es recomendable, siempre es buena idea acompañar el currículum con ella.

Aun así, puede resultarle útil conocer los motivos por los que debería redactar una carta de presentación. ¡Siga leyendo!

 

Razones por las cuales escribir una carta de presentación

 

  • Una carta de presentación evidencia su interés por la empresa contratante y pone de manifiesto su tiempo de dedicación.
  • Destacará entre otros candidatos por su iniciativa personal.
  • Potencia sus habilidades comunicativas.
  • Los datos que ofrezca acerca de usted enriquecerán su imagen profesional y personal.
  • Contrarresta las limitaciones espaciales del currículum común.
  • Potencia la posibilidad de que exista un seguimiento y contacto sostenido entre candidato y empleador.
  • La carta de presentación permite explotar méritos y logros personales con mayor detenimiento y personalización que en el currículum.
  • Con la carta de presentación evidencia su empeño en conseguir aquello que desea. No espera a que llamen a su puerta. Tiene iniciativa.
  • Este documento evidencia que existe un trabajo de investigación por parte del candidato que estudia y se alinea con la filosofía de la empresa.
  • Llama la atención de los reclutadores.
  • Demuestra quien es usted. En todas las vertientes y facetas de las que se siente orgulloso.
  • Permite resaltar con ejemplos y evidencias constatables sus puntos fuertes y habilidades (tanto profesionales como personales).
  • Demuestra que valora la oportunidad que la oferta de trabajo ofrece.

 

Las funciones de una buena carta de presentación

Es posible que a estas alturas ya esté convencido de los beneficios de incluir una carta de presentación en su candidatura. Sin embargo, puede ser que siga sin comprender en qué consiste este documento. Seguidamente, se lo explicaremos.

Mientras que el currículo deviene un documento sintético, conciso y prácticamente técnico, la carta de presentación, se convierte en el medio más humano y cercano mediante el cual hablar de tu a tu con el seleccionador. Así, la carta de presentación cumple las mismas funciones que la sección del ‘Perfil profesional’ del currículum estándar, pero con la ventaja añadida que supone producir un documento adicional y personalizado para la empresa contratante.

 

La estructura ideal para una carta de presentación

 

Como hemos comentado, la función mayor de cualquier carta de presentación es exponer, con mayor precisión y detenimiento, los objetivos e intereses profesionales de un candidato y destacar su inclinación hacia una empresa o equipo.
Es imprescindible que el candidato la redacte con concisión, porque si bien es un documento anexo que permite ampliar nuestra información, en ningún caso debe convertirse en un texto largo o tedioso. En ese caso, podría arrojar piedras contra su propio tejado.

Para que eso no ocurra, es importantísimo que se centre en la siguiente estructura: Saludo formal, Introducción, Cuerpo del mensaje, Cierre y Firma.

 

El Saludo formal

 

Como en toda carta formal, el candidato debe encabezarla una salutación formal correcta que se dirija al seleccionador o al directivo (que verdaderamente sepa que leerá la carta). En caso de desconocer el nombre del receptor, escriba la salutación a la atención del equipo de recursos humanos de la empresa. Es importante que salude de modo profesional y que, en toda la carta, trate de usted/es al lector o lectores.

 

La Introducción

 

En este primer párrafo deberá apelar directamente al receptor. Y explicarle, de manera concisa, el porqué de su carta. También es imprescindible que, en este apartado, detalle el puesto por el que se interesa. Si la carta la compone como parte de un proceso de selección en el que se requiere hacerlo, deberá especificarlo, también, en esta sección.

 

El Cuerpo del mensaje

 

Esta es la sección en la que deberá exponer la información más relevante que desee destacar acerca de usted. En este espacio, que no deberá superar las 8 líneas, es importante que trate estas cuestiones. Quién es, cómo trabaja, qué le motiva, cuáles son sus objetivos a corto y largo plazo, qué puede hacer para la empresa, cuál es su visión de trabajo, qué le motiva a escribir la carta, qué habilidades posee para enriquecer a la empresa, etc.

El Cierre de la carta

 

Finalmente, como en todo documento concebido para un receptor, deberá despedirse formalmente. Antes de hacerlo, es importante que haga una petición a su reclutador. Y es indispensable que lo haga con seguridad. No suplique por una llamada. Ni »espere» su respuesta. No »confíe» en que puedan hablar en el futuro. Dígalo abiertamente. Haga una proposición. Plantee la posibilidad de un encuentro. Pregunte a qué numero debe llamar para concertar una cita o, incluya sus datos de contacto para ofrecer la posibilidad de un encuentro. Indique qué días tiene disponibles para »acudir a un encuentro en el que debatir estas y otras cuestiones con detenimiento».

 

La Firma

 

Muchos candidatos dudan acerca de la necesidad de firmar el documento o no. Nosotros recomendamos hacerlo porque una firma siempre eleva la categoría de un documento. En el caso de la carta de presentación, cuando el formulario lo permite, es importante firmarla porque dota de profesionalidad el formato.
Puede despedir su carta de presentación dedos modos: 1) bien escribiendo su nombre y apellidos + su cargo o profesión a modo de subtítulo o bien 2) introduciendo su nombre y apellidos + su firma escaneada.
En el caso de incluir su firma digital al final de la carta de la presentación, incorpore también sus datos de contacto (teléfono, e-mail, web, perfil de Linkedin, etc).

 

Unos consejos para redactar la carta de presentación

 

Como en todo documento formal, es necesario que mantenga una coherencia en su escrito y que sea fiel a unos preceptos formales y estilísticos. Veámoslos.

  • No incluya fotografía personal en su carta de presentación.
  • Adapte su carta de presentación a cada oferta de trabajo por la que postula.
  • Exponga sus valores de modo que comulguen con los de la compañía.
  • Escriba la carta de presentación según la modalidad que se corresponda mejor a su situación. ¿Es una carta que fundamenta una candidatura? ¿La escribe porqué así lo requiere la oferta en línea? ¿Es una carta que dirige a un seleccionador particular? ¿La escribe porqué una empresa ha recibido referencias acerca de usted?
  • Exponga ejemplos concretos que evidencien capacidades y habilidades expuestas en el currículo.
  • Hable acerca de su background personal. Explote su historia. Mezcle elementos profesionales con elementos humanos cuando enriquezcan su candidatura.
  • Redacte el contenido de la carta de presentación con claridad, concisión y corrección estilística y ortográfica.
  • Evite hablar mal acerca de antiguos empleadores o compañeros. Tampoco exponga pensamientos negativos ni momentos de crisis de sus otros empleos.
  • Seduzca como profesional y como individuo. Hágalo exponiendo detalles que le validen como profesional.

 

Otras recomendaciones para la redacción de una carta de presentación de diez

 

  • Sea cordial, optimista, amable y empático con su receptor.
  • Evite ser excesivamente retórico en su escrito.
  • Aproveche la carta de presentación para hablar acerca de cómo puede beneficiar usted a la compañía.
  • Nunca tutee al seleccionador ni al lector de la carta.
  • No exponga datos personales que puedan motivar la discriminación. Estos son: fotografía personal, edad o fecha de nacimiento, raza, ideas políticas y religiosas.
  • Exponga, en el texto, cuestiones distintas de las que ya aparecen en su currículum. Hable acerca de todas esas cuestiones que por razones de espacio o relevancia no ha podido exponer en el documento.
  • En caso de enviar su currículum por correo electrónico, no adjunte la carta de presentación como documento independiente. Escriba la carta en el cuerpo del mensaje y adjunte el currículo.
  • La carta de presentación no debería superar la página de extensión.

 

¿Qué debería especificar en la carta de presentación?

 

  • Datos del receptor y del emisor de la carta.
  • Logros y méritos profesionales (con sus correspondientes ejemplos y condecoraciones).
  • Razones por las que se interesa por el empleo.
  • Motivos sólidos por los que la empresa debería contratarle.
  • Habilidades que posee y que pueden mejorar el funcionamiento y rendimiento de la compañía.
  • Motivos por los que se interesa por la empresa contratante.
  • Valores y filosofía (afines a la empresa contratante).
  • Datos relevantes en lo que se refiere a la oferta de trabajo.
  • Nivel de idiomas (si es favorable).
  • Habilidades duras y blandas.
  • Experiencia laboral relevante.
  • Formación académica (solo si posee el nivel requerido en la oferta. En el caso de no ser así, remarque su experiencia, logros y/o cualidades).
  • Motivos por los que se interesa por la empresa contratante.
  • Amabilidad, empatía y consideración para con el seleccionador.

Unos últimos consejos para la redacción de una carta de presentación perfecta

 

  • Considere la contratación de un servicio profesional de redacción de currículums y de carta de presentación.
  • La carta de presentación debe ser un documento formal. En ningún caso, sin embargo, debe sonar distante.
  • Cuide la redacción de la carta de presentación. Esta es el documento principal en el que el seleccionador descubrirá cómo se expresa.
  • Tenga presente que la carta de presentación no es en sí, la garantía de la selección de un candidato. El currículum y su contenido, sí pueden serlo.
  • No renuncie a la oportunidad de exponer, no solo lo que sabe sino también lo que hace y cómo lo hace.
  • Es imprescindible que enfoque un adjetivo a un resultado. En lugar de exponer qué es usted, manifieste qué es capaz de hacer con ese atributo.
  • Le instamos encarecidamente a estudiar sus habilidades blandas personales y que destaque aquellas que son requeridas por la empresa en la oferta o que son imprescindibles para que la compañía prospere exitosamente.
  • Elabore un documento sencillo, funcional y sobrio.

 

Cree un contenido atractivo

 

  • Cree contenido de calidad que verdaderamente alimente las inquietudes de la empresa reclutadora.
  • Adapte el contenido de su currículum a la filosofía y objetivos de la empresa contratante.
  • Destaque y evidencie su especialización en un campo particular si la posee.
  • Proyecte todo lo que realmente sabe hacer y enfóquelo a las necesidades reales de la compañía.
  • Elija bien las palabras, cuide la ortografía y sea conciso.
  • Evite el uso de cursivas, negritas o símbolos. La carta de presentación no es un currículum ni una infografía.
  • Utilice siempre un corrector ortográfico en la redacción de su carta de presentación.
  • Incluya un e-mail de contacto profesional que no incluya alias ni palabras inapropiadas.
  • La carta de presentación debe ser una declaración de intenciones y de objetivos personales, así como una exposición de sus mejores cualidades.
  • Incluya datos reales y verificables.
  • Ofrezca referencias y datos de contacto de antiguos empleadores.
  • Evite extenderse en la extensión (no escriba más de una página. De hecho 3/4 de una página es la extensión ideal para la carta de presentación).

 

 

Deseamos que este artículo acerca de la carta de presentación haya sido de interés para usted. Le sugerimos que consulte nuestro blog, dónde descubrirá interesantes contenidos acerca de la búsqueda de empleo. No olvide incluir sus dudas, opiniones y sugerencias en la sección de comentarios. ¡Le esperamos! Gracias por leernos.

Abrir chat
Powered by