En muchas ocasiones, los candidatos que se hallan inmersos en el tedioso proceso de la búsqueda de empleo, focalizan toda su atención en la elaboración de un currículo ganador. Sin embargo, es común que la carta de presentación y sus inmensas posibilidades de éxito, pase desapercibida.
Comúnmente se asocia el envío de una carta de presentación al proceso de autocandidatura. Y aunque es una herramienta indispensable para este, es válida para otras muchas circunstancias.

Por esto, hoy, en Currículum Profesional queremos hablar acerca de los beneficios que ofrece la carta de presentación. Y tratar las razones por las cuales es una poderosa herramienta para fortalecer su curriculum vitae.

 

Currículum y carta de presentación, la mejor conjunción

 

Es evidente e indiscutible que todo proceso de búsqueda de empleo efectivo empieza por la redacción de un buen currículum. En el blog de Currículum Profesional disponemos de distintos artículos que tratan esta cuestión.
Sin embargo, la carta de presentación es una excelente herramienta con la que poder engrandecer su candidatura. Y hacerla mucho más sólida.

La función principal de toda carta de presentación es exponer, con mayor precisión y detenimiento, los objetivos e intereses profesionales de un candidato y destacar su inclinación hacia una empresa o equipo.
La conjunción entre currículum y carta de presentación es la estrategia perfecta para garantizar una primera impresión exitosa.
De hecho, el modelo de currículum europeo, contempla, entre otros documentos, la entrega de currículum y carta de presentación.

 

Usted como profesional y personal

 

A menudo enfatizamos en la importancia de la sección ‘Perfil Profesional’ de un currículo. Lo hacemos, porque en ella, es preciso hablar abiertamente de su figura como profesional. Sus anhelos, sus metas, sus logros, sus objetivos, sus intereses. Toda esta información es muy relevante para la empresa contratante, pues ofrece datos acerca de su persona que evidencian (o no) similitudes de pensamiento con la compañía.

Mientras que el currículo deviene un documento sintético, conciso y prácticamente técnico, la carta de presentación, se convierte en el medio más humano y cercano mediante el cual hablar de tu a tu con el seleccionador. Así, la carta de presentación cumple las mismas funciones que la sección del perfil profesional, pero con la ventaja añadida que supone producir un documento adicional y personalizado para la empresa contratante.

Sin embargo, una buena carta de presentación, nunca debería tratar exclusivamente acerca de usted ni de sus méritos. Por el contrario, en ella debería establecer, mediante la descripción de sus objetivos y valores, puentes y lazos comunes con la filosofía corporativa de la compañía.

Y para hacerlo eficazmente, le ofreceremos unos consejos para la perfecta carta de presentación.

 

Una buena carta de presentación

 

Un buen currículum y carta de presentación se constituyen de dos elementos. Un currículo ganador y una carta de presentación inmejorable. Tan sencillo y a la vez tan complejo como eso.

En este apartado trataremos las cuestiones y parámetros que hay que considerar para redactar una carta de presentación inmejorable.
Como hemos dicho en primera instancia, una de las herramientas que pueden ayudarle a configurar una carta de presentación excelente es conocer con profundidad la sección »Perfil Profesional» u »Objetivos Profesionales» de un currículo ganador.
Es imprescindible que domine su redacción, porque eso garantizará su capacidad de persuasión en longitudes de texto reducidas.

Tal y como hemos especificado en anteriores artículos, la sección de Perfil Profesional debe ser breve, concisa y atrayente. Y debe tratar acerca de usted como profesional pero seducir a su vez a la empresa que lo lee.
Del mismo modo que ocurre en Linkedin, en que los perfiles profesionales a menudo parecen una evidencia de ego desmedido; existen perfiles profesionales centrados únicamente en el yo que producen rechazo inmediato. Una de las claves para confeccionar un perfil profesional atrayente y profesional es hacer un estudio previo de la empresa contratante.
Y esto mismo sucede en la composición de una carta de presentación exitosa.

Conozca la empresa

 

Conocer a fondo la empresa contratante significa que deberá llevar a cabo una pequeña investigación. Consultar la web o sus perfiles sociales puede ofrecerle detalles realmente útiles sobre la compañía.
Le recomendamos que descubra algunos adjetivos que caractericen la cultura y filosofía de la empresa. Y que redacte su carta enfatizándolos. Y por supuesto, es imperativo que redacte una carta de presentación por oferta y empresa.

Existen empresas enfocadas en el trabajo en equipo, otras que buscan el liderazgo en el sector, otras que trabajan porque exista un ambiente de trabajo agradable. Con esa información puede redactar una carta de presentación exitosa.
Puede describirse a si mismo como un trabajador que busca ser el líder en todos sus proyectos. Pero que a la vez, trata de mantener un trato amigable con sus compañeros porque cree que los mejores resultado se obtienen en un ambiente fundamentado en la cooperación y el respeto.

La mecánica es muy sencilla. Debe hablar acerca de usted como profesional, exponiendo de modo natural, características y valores que comulgan con los de la empresa. Sin tener que hablar explícitamente de la empresa constantemente. Pues, aunque dar a conocer su interés por la empresa (y mostrar que se ha informado sobre ella), es un punto a favor; exponer constantemente qué es lo que le atrae de la compañía, sin manifestar qué puede ofrecer usted en ella, es un error decisivo.

 

Sea un solucionador, no un simple aplaudidor

 

Esta es una máxima que deberá grabar a fuego en su mente. Y que le resultará muy útil en el proceso de búsqueda de empleo. Tanto para la configuración de su currículo como para la preparación de su entrevista: »No se limite a hablar acerca de qué espera que la compañía le ofrezca a usted como trabajador. Explique qué está dispuesto a hacer usted por la empresa. Y cómo, su presencia, puede encaminarla al éxito».

Los dirigentes de empresas no quieren contratar a candidatos que estén deseos de trabajar en su compañía. en todo caso, eso no es lo único que quieren. No esperan que sus trabajadores aplaudan todos los éxitos y progresos. Eso, es muy sencillo de hacer. Lo que realmente buscan son profesionales que sean capaces de enmendar los conflictos y fortalecer los puntos débiles que toda compañía tiene. Buscan a un solucionador. No a un aplaudidor.

Necesitan a alguien cuya presencia sea favorable para la empresa. No a alguien que, por el mero hecho de trabajar en la empresa, engrandezca su currículum. Debe existir una relación de win-win entre ambos. Ambas entidades deben ganar con el cambio.

 

Explote sus capacidades

 

Y de hecho, aunque este planteamiento pueda parecer aterrador. En realidad no lo es. Porque usted, como trabajador y sobre todo, como ser humano irrepetible, posee características únicas, genuinas e intransferibles que, explotadas con continuidad, pueden producir fantástico resultados.
Y es obligación suya saber relacionarlas con los objetivos de la empresa (otro dato importante que deberá consultar) para que, los seleccionadores, vean en usted, la figura de un nuevo trabajador.

Si es una persona creativa, no se limite en exponer el adjetivo »creativo» en su currículo. ¿Un creativo verdaderamente haría eso? Escriba una carta de presentación que acompañe al currículo. En ella, expláyese. Hable acerca de cómo se fundamenta su creatividad. ¿Piensa rápido y elabora estrategias innovadoras? ¿Posee capacidades para la comunicación poco comunes? ¿En qué resultados puede traducir su habilidad? ¿En qué beneficiarían esos resultados a la empresa?

No espere que sea el seleccionador quien haga todas esas conexiones. Pues de echo, si lo hiciera, serían meras suposiciones. Si desea que piensen de cierto modo acerca de usted, haga todo lo posible, para que así sea.

Y escribir una carta de presentación es un excelente comienzo para esa ardua tarea.

 

carta de presentación

 

Secciones de una buena carta de presentación

 

Hemos hablado acerca de la conjunción currículum y carta de presentación. Hemos tratado la cuestión principal para ser un candidato persuasivo: hablar acerca de usted como solucionador. Pero no hemos aportado información acerca de los aspectos puramente formales y estilísticos de una carta de presentación.

Para hacerlo, expondremos en primer lugar las secciones principales que toda carta de presentación debería incluir. Y, seguidamente le ofreceremos un listado de consejos para su redacción.

 

Estructura de la carta de presentación

 

  • Saludo. Como toda carta, debe estar encabezada por una salutación formal a un seleccionador o directivo (que verdaderamente sepa que leerá la carta) o a la atención del equipo de recursos humanos de la empresa. Es importante que salude de modo profesional y que, en toda la carta, trate de usted/es al lector o lectores.
  • Introducción. En este primer párrafo deberá apelar al receptor. Y explicarle resumidamente el porqué de su carta y detallar el puesto por el que se interesa. Si la carta la compone como parte de un proceso de selección en el que se requiere hacerlo, deberá especificarlo en esta sección.
  • Cuerpo del mensaje. Esta es la sección en la que deberá hablar únicamente de usted. Quién es, cómo trabaja, qué le motiva, cuáles son sus objetivos a corto y largo plazo, qué puede hacer para la empresa, cuál es su visión de trabajo, qué le motiva a escribir la carta, qué habilidades posee para enriquecer a la empresa…
  • Cierre. Finalmente deberá despedirse. Pero antes de hacerlo, es imprescindible que haga una petición. Y es indispensable que lo haga con seguridad. No suplique por una llamada. Ni »espere» su respuesta. No »confie’ en’ que puedan hablar en el futuro. Dígalo abiertamente. Haga una proposición. Plantee la posibilidad de un encuentro. Pregunte a qué numero debe llamar para concertar una cita o, incluya sus datos de contacto para ofrecer la posibilidad de un encuentro. Indique qué días tiene disponibles para »acudir a un encuentro en el que debatir estas y otras cuestiones con detenimiento».

 

Piense que si usted está tan seguro de ser el solucionador, de ser el candidato ideal, es incoherente que tenga dudas acerca de si van a llamarle. No tema ser pedante. Si escribe con educación y corrección no tiene nada que temer. ¡Arriesgue, sea creativo!

 

Consejos para una buena carta de presentación

 

Contenido

 

  • Escriba su carta según la modalidad que se corresponda mejor a su situación. ¿Es una carta que fundamenta una candidatura? ¿La escribe porqué así lo requiere? ¿Es una carta que dirige a un seleccionador particular? ¿La escribe porqué una empresa ha recibido referencias acerca de usted?
  • Redacte el contenido con claridad, concisión y corrección estilística y ortográfica.
  • Exponga ejemplos concretos que evidencien capacidades y habilidades expuestas en el currículo.
  • Hable acerca de su background personal. Explote su historia. Mezcle elementos de precisión profesional como elementos humanos y personales.
  • Seduzca como profesional y como individuo.
  • Exponga sus valores.
  • Relacione sus capacidades e intereses con ejemplos de logros, estrategias o filosofía de la empresa.
  • Evite exponer su inclinación hacia la empresa y aproveche el espacio para hablar acerca de como puede beneficiar usted a la compañía.
  • Incluya su firma digital al final de la carta junto con sus datos de contacto (teléfono, e-mail, web, perfil de Linkedin…).
  • No exponga datos personales que puedan motivar la discriminación. Estos son: fotografía personal, edad o fecha de nacimiento, raza, ideas políticas y religiosas.
  • Evite ser excesivamente retórico.
  • Trate cuestiones distintas de las que ya aparecen en el currículum. Hable acerca de todas esas cuestiones que por razones de espacio o relevancia no ha podido exponer en el documento.
  • Sea cordial, optimista, amable y empático con su receptor.
  • Nunca tutee al seleccionador.
  • Evite hablar mal acerca de antiguos empleadores o compañeros.

 

Forma y presentación

 

  • Sea fiel a las distintas secciones que componen la estructura de una carta de presentación ideal. Inclúyalas todas. Pero no tema ser creativo y añadir otros documentos o anexos que fortalezcan su candidatura: referencias, muestras de proyectos, gráficos de tasa de éxito, currículum infográfico, méritos y premios.
  • Escriba una carta por oferta y empresa. Personalícela y adáptela al receptor.
  • No se limite a un único formato. Posea copias en soporte impreso y digital.
  • Un buen tamaño de carta de presentación es A4. La longitud de un texto idóneo no debería sobrepasar las 2 páginas. De hecho, el modelo más común es la carta de presentación de una sola página.
  • Cuide la apariencia del documento. Opte por un diseño sobrio, limpio y legible. Cuide la ortografía y exponga sus habilidades de comunicación mediante un escrito de calidad.
  • Dirija la carta a un receptor concreto si le conoce. Si desconoce el nombre de quien leerá el documento, apele a los responsables de selección de personal de la empresa. E indique el nombre de la empresa. Evite que parezca que ha enviado una misma carta de modo masivo a distintas compañías.
  • Redacte párrafos cortos, con frases dinámicas y concisas. Evite divagaciones.

 

Beneficios de usar carta de presentación

 

Es probable que, ahora que ya conoce los pasos y preceptos para redactar una carta de presentación, se plantee si es una herramienta de la cual usted pueda aprovecharse también.
La respuesta es un sí rotundo. Y si aún tiene dudas al respecto, a continuación compartiremos con usted las ventajas principales de unir currículum y carta de presentación como estrategia para la búsqueda de empleo exitosa.

  • Una carta de presentación personalizada evidencia su interés por la empresa contratante.
  • Con ella, demuestra que es un candidato que se esfuerza en sus metas específicas.
  • Sobresaldrá entre otros candidatos por su iniciativa personal.
  • Los datos que ofrezca acerca de usted enriquecerán su imagen profesional y le convertirán en trabajador apto que comulgue con la visión cultural de la empresa.
  • Ofrece la posibilidad de explotar logros y méritos personales de un modo mucho más detenido y personalizado de lo que permite el currículum.
  • Demuestra que es un individuo de acción que pone su empeño y esfuerzo en conseguir aquello que desea. Es un solucionador. No espera a que llamen a su puerta.
  • Evidencia que existe un trabajo de investigación por parte del candidato que conoce y por tanto se alinea con los valores de la compañía.
  • Demuestra quien es usted. En todas las vertientes y facetas de las que se siente orgulloso.
  • Potencia sus habilidades comunicativas.
  • Permite resaltar con ejemplos y evidencias empíricas sus puntos fuertes y méritos (tanto profesionales como personales).
  • Demuestra que valora la oportunidad que la oferta de trabajo ofrece.
  • Contrarresta las limitaciones del currículo.
  • Llama la atención de los reclutadores.
  • Potencia la posibilidad de que exista un seguimiento y contacto sostenido entre candidato y empleador.

 

Si a pesar de esto no sabe cómo redactar su carta de presentación y su cv, El pack de Curriculum Profesional le ayudará a conseguirlo. Poseemos años de experiencia en redacciones de currículum vitae y LinkedIn.

¡Contáctenos para obtener más información y de el primer paso hacia su nuevo empleo!

Esperamos que la información provista en este artículo le haya resultado de utilidad. Le animamos a compartir sus comentarios en la sección inferior. Y agradecemos la confianza depositada en nosotros. ¡Gracias por leernos!

Abrir chat
Powered by